Físico e Ingeniero Aeroespacial en NASA • Johnson Space Center
Por:

El error en el emblema del Apolo 11

El pasado 20 de julio se celebró el 47 aniversario de la llegada a la Luna, un acontecimiento especial en la historia de la humanidad cuya universalidad los tripulantes del Apolo 11 también quisieron reflejar en el emblema de esta misión, sin embargo, el emblema presenta un pequeño error.

El pasado 20 de julio se celebró el 47 aniversario de la llegada a la Luna, un acontecimiento especial en la historia de la humanidad cuya universalidad los tripulantes del Apolo 11 también quisieron reflejar en el emblema de esta misión. El diseño de la insignia de la misión era una de esas tareas no técnicas que iban asociadas a participar en un vuelo espacial; tenía un carácter personal para la tripulación y se le dejaba a ella la entera responsabilidad de su confección. La NASA no ofrecía necesariamente ningún tipo de ayuda y se limitaba únicamente a su aprobación final o a ofrecer la causa de su reprobación si este fuera el caso.

patch

Según cuenta Michael Collins, el módulo lunar en el Apolo 11 fue bautizado por la tripulación como Eagle a propósito de haber sido sugerida la figura de un águila como el motivo principal en el emblema oficial de la misión. La sugerencia parece que provino de Jim Lovell, el comandante de la tripulación suplente, y quien acabaría al mando del infortunado Apolo 13 el año siguiente. Michael Collins pensó que un águila calva, el símbolo nacional de EEUU, en posición de aterrizaje por encima del suelo lunar sería un excelente motivo para el emblema.

Reconocedora del carácter histórico del vuelo, la tripulación deseó otorgar a su emblema un espíritu exclusivamente simbólico. Alejándose de la práctica habitual hasta la fecha, los tres tripulantes decidieron no incluir en él sus nombres como reconocimiento a todos aquellos que participaron en el esfuerzo lunar y que, como apuntó Collins en su día “nunca verían sus nombres cosidos en la tela de una insignia”.

Según cuenta también Collins, pensaron en escribir ‘APOLLO’ en la parte superior del emblema y la palabra ‘ELEVEN’ en la parte inferior, pero Neil pensó que muchas personas en el mundo no habrían de entender elevenen inglés, por lo que se optó por incluir el número ’11’ a continuación del nombre del programa.

Por otra parte, parece ser que Tim Wilson, el instructor de simulaciones de la tripulación, fue quien sugirió incluir una rama de olivo como símbolo del carácter pacífico de la misión, una rama que vio el inmediato visto bueno de los tres y que fue incluida inicialmente siendo portada en el pico del águila. Después de añadir una pequeña Tierra por encima del horizonte lunar y de ultimar cuestiones menores relativas a los colores, la pieza fue confeccionada y remitida una fotografía al Cuartel General de la NASA en Washington para su aprobación.

Pero aquí se evidenció la razón de necesitar el visto bueno por parte de aquellos dedicados a pensar en las implicaciones públicas de la elección de un diseño hecho por personas cuyas mentes estaban principalmente inmersas en aprender procedimientos y en superar simulaciones de las que dependerían sus vidas: la NASA no aprobó el diseño.

Las patas del águila extendidas hacia adelante con sus garras abiertas se mostraban amenazantes y podían evocar una percepción de beligerancia. Afortunadamente, la solución fue simple: hacer que la rama de olivo fuera portada en las patas en lugar de en el pico fue todo lo que se necesitó para borrar cualquier atisbo hostil.

En cualquier caso, el emblema del Apolo 11 contiene un detalle curioso que es, de hecho, un error, como también apunta Collins. El emblema muestra una Tierra sobre el horizonte lunar que se ve iluminada por su lado derecho, mientras que la arquitectura de la misión implicaba que la Tierra se vería iluminada en su parte superior desde el lugar en el que alunizarían Armstrong y Aldrin. Un detalle que no deja de ser anecdótico, aunque resulta curioso que fuera pasado por alto.

earth_rise

Imagen tomada desde el módulo de mando del Apolo 11 en órbita alrededor de la Luna. En el terreno, Armstrong y Aldrin vieron una Tierra iluminada de esta forma. Fuente: NASA.

Si te gusta Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *